081 Andres Alvarado efeunodos.com - TEDxBogota _AA10262
Fotografía Andrés Alvarado - Efeunodos

Aun entre la basura surge la compasión

Delia Jaramillo se presentó al TEDxBogotáMujeres 2016 con una historia de la vida real que sobrecogió a los asistentes y a la vez los trasladó a uno de los balcones naturales más hermosos de la costa Caribe colombiana: El Pilón de azúcar, alta Guajira.

En esa zona sagrada para el pueblo Wayúu, Delia Jaramillo se encontró hace unos años muchas imágenes que le marcaron la existencia. Esas representaciones, grabadas en su esencia de mujer y en su cámara profesional (su pasión es la fotografía) viajan con ella en exposiciones, conferencias y tertulias. En el fondo de su relato, de su experiencia, lo que subyace es la compasión. Allí, en medio de la basura que dejan nativos y turistas, descubrió a María Peñaranda una solitaria mujer que vive en las cuevas postrimeras de ese territorio. Extasiada por la belleza del inmenso mar sobrevive de limosnas, desperdicios y ayudas de samaritanos que, como la misma Delia, han aparecido en su vida.

Así como el mar golpea a veces con fiereza las formaciones rocosas que hacen corte a El Pilón de azúcar, María Peñaranda es acosada, violada y maltratada por borrachos y desadaptados que la estigmatizaron como la ‘loca’ de las cuevas.

Impactada, impresionada y conmovida por esta persona, que en conmovedor silencio se sienta frente al mar sin importarle su entorno, Delia Jaramillo se lanza a su ‘rescate’. Le dio de comer, le abrió puertas para la atención médica especializada, la abrazó y le dio afecto, amor, atención. Les enseñó a muchos de los habitantes de la región que se trata de un ser humano cuya única ambición es comer, tener algunos lazos afectivos y contemplar el mar.

Hizo más, aprovechando su experiencia en modelaje y vestuario, invitó al diseñador Carlos Arturo Zapata a conocer e involucrarse en esta historia. Le cambiaron la vida a María con afecto, atención, cariño. La solitaria mujer del Cabo de la Vela sigue amando el mar, viviendo en las cuevas, escuchando el estruendo de las olas cuando se abrazan a las playas y a las rocas, pero ya no es maltratada, ahora es punto de atracción de los visitantes. Su imagen, transparencia y excentricidad están en miles de fotos en muchos lugares del mundo.

Delia Jaramillo se puso en las sandalias de esta mujer y pudo encontrar las respuestas de cómo rodear de afecto a esta compañera de la brisa Caribe. Es compasión. Paralelamente al descubrimiento de María, la señora Jaramillo, se percató de la transformación que se vive en esa zona costera de Colombia por el mal manejo de las basuras. Llama la atención en sus constantes intervenciones del daño que se causa en todas partes del planeta por la falta de cultura ante la arremetida del plástico, los desperdicios, los envases y las basuras en general.

Se devela en el discurso de Delia Jaramillo la compasión por la Tierra, el hogar del ser humano, es una voz que surca desde las imágenes la preocupación por el basurero en el que estamos convirtiendo nuestra propia casa.

Por eso para el cierre de la charla emotiva, solidaria y sensible, Delia sorprende al auditorio con esta pregunta: ¿Cuántos de ustedes tienen una María en sus vidas? Esta mujer que inspira al mundo, nació en Chinchiná (Caldas). Estudió en Cali y fue modelo de pasarela y fotografía en los años 80. Finalizada la época del modelaje continuó en el mundo de la moda asumiendo la Dirección de Diseño y Ventas de una de las mejores marcas de ropa Barranquillera en su momento. Con esta experiencia de casi ocho años construyó su propia marca en sociedad con expertos y acreditados confeccionistas antioqueños. La crisis de la confección con la apresurada apertura del 92 la obligó a cambiar de oficio e incursionó en el mundo de la hotelería como de Gerente de Ventas y Relaciones Públicas del Hotel Inter Continental de Medellín durante ocho años. Luego en el 2000 se trasladó a Bogotá para trabajar con el Hotel Radisson como Directora de Mercadeo y Ventas hasta el 2005. Se alejó del mundo hotelero para estudiar fotografía que es su pasión. Realizó su primera exposición en el 2014 a la que llamó “Un Jardín para María”, para hacer una denuncia ambiental a través de una historia humana.
Periodista: Jesús Erney Torres